El casting como proceso creativo | Masterclass de Eva Leira y Yolanda Serrano

En esta Masterclass gratuita, las directoras de casting Eva Leira y Yolanda Serrano (Celda 211, Ocho apellidos vascos, Biutiful, La isla mínima, etc.), comparten cómo es verdaderamente una sesión de casting, a través de grandes anécdotas cargadas de mucho humor y buen rollo.

Aquí te adelantamos un par de píldoras y algunos de los puntos tratados en la conferencia para que aprendas en menos de grandes nombres de la realización audiovisual:

La película manda

Uno de los mitos del casting es que se necesita de un buen actor, o de un gran nombre para asegurar el éxito de taquilla, y que ese éxito, es la manera en la que se mide la calidad de una película.

Pero un casting fallido repercute tanto el actor, el director, la película, el público y la taquilla.

A pesar de la fama y renombre de un actor, “el dentro es la clave”. Ya que un casting al fin, es encontrar a la persona que se aproxime más a un personaje y no a la persona que más se parezca a la idea que se tiene de éste.

Cómo realizar un casting

  • Un casting no se realiza por un proceso de descarte: quién lo hace mejor, quién peor.
  • En vez de una larga fila de personas esperando turno para interpretar un personaje, los actores dan más de sí cuando reciben un trato más íntimo. Lo que facilita el proceso de encontrar al actor más cercano a la visión que da el guion.
  • La misión del casting, dice Serrano, es encontrar a quien realice esa interpretación más cercana.
  • Durante la interpretación del actor, no debe darse la impresión de que se le está evaluando, criticando o juzgando como bueno o malo.
  • Se deben realizar pruebas y ejercicios donde el trabajo interior de un actor, aflore al enfrentarse a una situación desafiante, o a otro actor, etc.
  • Un casting también se realiza para conocer al personaje, ya que es mucho lo que los actores aportan a estos.

La fuerza del casting

Para cerrar, queremos poner como ejemplo una anécdota del trabajo de las directoras en “Celda 211”, donde el director Daniel Monzón defendió el casting de uno de sus actores, hasta entonces desconocido, cuando producción quiso reemplazarlo por un nombre más famoso. Lo que Monzón había vivido durante el casting, con las interpretaciones en Luis Tosar y Alberto Ammann, lo convencieron de que no había mejor elenco para su película. Y aunque esto le costó un recorte considerable en el presupuesto, los ocho galardones que se llevó en los Goya, entre los que se cuentan, Mejor actor, Mejor actriz, Mejor actor revelación y Mejor película, a nosotros en Pildorea nos suena como una muy buena decisión.

¡Estate al día de las novedades!

A nosotros tampoco nos gusta el spam. Así que sólo te enviaremos correos cuando tengamos algo interesante que contar.
Something went wrong. Please check your entries and try again.

Deja un Comentario